Vende Dulces para Sobrevivir, pero con Dignidad.

vende-dulcesPor el Editor: 

     Entre las investigaciones que hasta ahora hemos realizado, esta es una de las cuales que más nos ha llamado la atención. Es el vendedor de dulces típicos por las calles de la antigua ciudad de Santa Bárbara de la provincia de Samaná. Es el emigrante boricua hacia la República Dominicana que debió haber arribado al país entre las décadas del cuarenta y la del cincuenta del siglo pasado. Muchas personas que vivieron aquellos años lo recuerdan, pero sin embargo, no conocen los detalles de su vida, como en particular, cuándo llegó a las tierras quisqueyanas, ni si quiera cuándo murió. Todos coinciden que fue un boricua que vendía dulces por las calles en el pueblo viejo de Santa Bárbara. 

    “Coco con leche. Leche con coco. Dulces de leche, de coco, cajuil y coconete”. Pregonaba con voz fuerte de tenor por las calles del pueblo viejo de Santa Bárbara. Puntual a las dos de la tarde daba inicio su recorrido por esta histórica ciudad. Era un hombre blanco, de facciones perfiladas, de mediana estatura, cabello lacio, teñido por la blancura de sus canas, de una  edad de aproximadamente sesenta años. Así nos cuenta para la redacción de esta historia, Francisco Newman Acosta, masón de la antigua y desaparecida logia Cristóbal Colón, número 14, de Santa Bárbara. Era un muchachón, de trece a quince años, cuando lo recuerda ver cruzar por las calles de esta ciudad vendiendo dulces. En el pueblo todos sabían que era un emigrante puertorriqueño. Se le conoció con el nombre de Eduardo Dávila Llinat, natural de Bayamón, un municipio muy cercano a San Juan, cuidad  capital de la isla de Puerto Rico.

     Nuestro interlocutor masón entrevistado nació en 1931 y cuenta en la actualidad con la edad de ochenta y dos años. Por tanto, debió haber visto a este boricua residiendo en Santa Bárbara en la década del cuarenta del siglo pasado. Así que, al tener cerca de la edad de sesenta años cuando recorría las calles de Santa Bárbara como pregonero de ventas de dulces, según la apreciación del masón entrevistado, en la segunda mitad de la década del cuarenta del siglo pasado, debió haber nacido este emigrante boricua entre los años 1885 y 1890. Su estilo de vida de recto proceder y su hidalguía, aunque con un humilde oficio, llamó la atención a los habitantes de esta pequeña ciudad. Recuerda además, que entre otras cosas en su estilo de vida, se caracterizaba en vestir con un saco negro cuando visitaba la logia de los Olfelos, que era miembro activo, y que residía solo en una casa de madera en las afuera del pueblo. Tampoco pudo precisar si procreó hijos o si dejó descendencia en República Dominicana. Aunque mantuvo una relación con una dama llamada Rosita, según cuentan otros entrevistados.

    
vende-dulces2De otro lado, el ex síndico de Santa Bárbara, Domingo Carrasco, lo recuerda también en sus recorridos por las calles de la ciudad vendiendo dulces. Nos llamó la atención cuando aseguró que en conversaciones con don Eduardo le hablaba mucho de Oscar Collazo y de Lolita Lebrón, presos nacionalistas puertorriqueños en aquel entonces en cárceles de Estados Unidos. Estamos hablando en este caso de sus vivencias con el boricua emigrante a finales de la década del cincuenta. Al principio de la referida década fueron apresados cuatro nacionalistas puertorriqueños condenados por haber disparado al aire dentro del Congreso de Estados Unidos. El ex síndico fue miembro del movimiento 14 de junio y estuvo preso en cárceles dominicanas. Es probable que las causas de don Eduardo emigrar de Puerto Rico hacia la República Dominicana fuera por causa de la persecución política contra los nacionalistas puertorriqueños en aquella época. Según las pocas descripciones recogidas entre los entrevistados, en particular la recta manera de proceder y su usual forma de vestir con saco negro, denotaba las características de la moral intachable como se les reconocían a  los nacionalistas en aquellos tiempos en Puerto Rico. 

vende-dulces3       

Compruebe también

Emigran con carros y muebles a Florida

Las compañías de mudanza coinciden en que ha habido un incremento de familias que optan …