Joven emigrante boricua se hace sacerdote en República Dominicana

SACERDOTEPor el Editor: 
   
   Un joven emigrante boricua que arribó a tierras quisqueyanas presumiblemente en la década del 20 del siglo pasado ingresó al ministerio del sacerdocio. Este fue hermano del otro emigrante que hemos reseñado sobre su vida en reportajes anteriores. Nos referimos a Juan Yauger Deuco y nos cuenta esta historia su nieto Valentín Espinal Yauger. Valentín conoció personalmente a su tío abuelo sacerdote Angel Vinicio Yauger. Según nos relata numerosos miembros de una misma familia arribaron juntos en un mismo viaje como emigrantes.

 
En este caso llegaron a República Dominicana, sus abuelos maternos Juan y su esposa Higinia Carmen Vélez Ruiz, junto a sus hermanos Ángel Vinicio el sacerdote y Miguel Antonio, quien llegó a ser coronel de la policía nacional dominicana, y en los años finales de su vida estuvo a cargo de la seguridad del aeropuerto internacional de Las Américas. En la actualidad todos son fenecidos.

De acuerdo a la información que recoge de sus antepasados todos llegaron en un barco desde Puerto Rico repletos de otros emigrantes boricuas.

      Pero este sacerdote tiene una singular historia. Cuenta su sobrino que en una ocasión cuando estaba a cargo de la iglesia católica en Jarabacoa, pueblo localizado en la zona montañosa del país, el dictador Trujillo lo visitó en varias ocasiones. En cada visita Trujillo le preguntaba, Padre, qué necesita para la iglesia. Y el sacerdote siempre le contestaba lo mismo. Por ahora nada. El dictador entró en sospecha y ordenó que lo desaparecieran. Luego aconteció que cuando conducía su jeep en dirección de Jarabacoa a Constanza se percató que lo seguían. 

Era la guardia de Trujillo, como les llamaban a sus verdugos y matones del régimen, que se encargaban de ese trabajo. En tal situación él decidió acelerar el paso y llevó al vehículo a un precipicio donde lo arrojó. Pero antes se tiró del jeep y se escondió. Los matones de Trujillo al ver el vehículo estrellado en lo profundo del precipicio entendieron que habían cumplido con la misión y se marcharon. Para todos los efectos el sacerdote había muerto. Pero luego, varios años después, aparece públicamente cuando régimen ya había desaparecido. Entonces ya no era el sacerdote, quien murió fue el padre perseguido por Trujillo y sobrevivió el emigrante boricua, Ángel Vinicio Yauger. En la actualidad en la carretera en dirección de Jarabacoa a Constanza existe lo que se llama la Loma del Padre en honor a este suceso aquí relatado.

Compruebe también

Emigran con carros y muebles a Florida

Las compañías de mudanza coinciden en que ha habido un incremento de familias que optan …