Imagen: La hija y nieta del emigrante boricua Francisco Olivieri Cuevas.

13282134_10209067284660720_320475205_nEstas son Irenes Olivieri Espino y su hija Natalia Chevalier Olivieri.

     Cuando su padre murió en 1956 contaba solamente con siete años. Su nieta aún no había nacido. Según nos reveló que su padre le mencionaba que Puerto Rico luego de la invasión de Estados Unidos se sumió en una gran pobreza. Esa fue la razón de abandonar la isla.

     Las dos, madre e hija, residen en la actualidad en el municipio de Sánchez, de la provincia de Samaná.

     Lamenta Irene que no ha logrado completar su documentación como hija de un ciudadano americano para poder viajar a la isla donde nació su padre porque le falto acta nacimiento. En sustitución de una partida bautismal de la iglesia católica de su pueblo natal en Mayagüez se perdió en incendio.

     Otros destalles lo hemos relatados en la anterior historia de don Francisco Olivieri Cuevas.

Compruebe también

José Caraballo Cueto. Economista Boricua

José Caraballo Cueto. Economista boricua. Saludos: Soy el puertorriqueño que reside en la República Dominicana. …