Emigran con carros y muebles a Florida

Las compañías de mudanza coinciden en que ha habido un incremento de familias que optan por llevarse sus vehículos al mudarse a Estados Unidos.

3

Los puertorriqueños que emigran a los Estados Unidos están optando por reducir la carga que llevan, pero cada vez son más los que se marchan. (Suministrada).

Los muebles y el equipo electrodoméstico no son las únicas pertenencias que los puertorriqueños cargan cuando emigran a los Estados Unidos. El auto se ha convertido en parte de ese equipaje.

Ejecutivos de empresas dedicadas a transportar autos y mudanzas desde Puerto Rico a los Estados Unidos coincidieron en que ha habido un incremento de familias que invierten alrededor de $1,000 -podría ser una cantidad mayor- en llevarse el vehículo a la nación norteamericana.

 Neftalí Rodríguez Pichardo, gerente en la empresa de mudanzas La Rosa del Monte, informó que solo en el 2014 transportaron 765 autos de Puerto Rico a los Estados Unidos.

“Cuando tienen carros en buenas condiciones les conviene llevárselos para no tener que comprar allá algo que les puede salir mal y causar problemas”, dijo Rodríguez Pichardo, quien estimó en $1,100 el costo por la transportación del auto a la Florida. El vehículo viaja en un contenedor.

Empero, antes de que el carro suba al barco deberá cumplir con una serie de requisitos, entre ellos, estar saldo o que el banco otorgue la autorización. Además, deberá tener una certificación de la Policía que confirme que no tiene piezas robadas. No podrá tener multas y días antes de ser subido al barco hay que lavarle el motor y entregarlo limpio.

“Se están llevando los carros saldos y en buenas condiciones para no gastar dinero allá”, coincidió  José Bello González, de la empresa La Grande Moving, asociada de la firma de mudanzas La Flor de Mayo.

Explicó que también se han topado con emigrantes que prefieren entregar su auto en el puerto y recogerlo en los muelles para abaratar costos.

Esos autos, según explicó, viajan en la parte posterior del barco y no dentro de un contenedor. El costo por esa transportación ronda los $711.

Bello González aclaró que en el estado de la Florida el emigrante recoge el auto sin pagar arbitrios, pero tendrá que gastar $300 en la compra de la tablilla. “Eso no está incluido. Todos tienen que pagarla”, dijo.

Más mudanza, menos equipaje. Aunque ha habido un aumento en la cantidad de mudanzas al estado de la Florida, la realidad es que las pertenencias que los puertorriqueños cargan han variado en comparación con años atrás, coincidieron los entrevistados.

“Nos hemos encontrado que las personas no cargan con mudanzas grandes. Lo que llevan es la miscelánea suelta, televisores y una camita. Mudanzas grandes son las menos”, describió Bello González, quien destacó que la inmensa mayoría de sus clientes decide vender los muebles y enseres antes de emigrar.

Explicó que una mudanza regular que  incluye un juego de sala, comedor, tres juegos de dormitorios, enseres y misceláneas, podría rondar entre $2,800 y $3,500, dependiendo del estado al que sea transportada.

Mientras, Rodríguez Pichardo señaló que las pertenencias que cargan los emigrantes se ha reducido a misceláneas. Estimó el costo de la mudanza en una cuarta parte del valor de la mercancía si la fueran a adquirir nueva. “No es costoso”, dijo.

Procedimiento

  El proceso de mudanza comienza con una visita a la residencia de la familia  que interesa emigrar para hacer un estimado del costo en transportar sus pertenencias hasta el estadio deseado.

La contratación puede incluir desde empacar la mercancía hasta desempacarla en la nueva residencia. Los artículos personales y la ropa deberán ser empacados por la familia. “Hacemos todo el trabajo”, indicó.

El gerente en la empresa de mudanzas La Rosa del Monte señaló que la entrega de la mudanza podría tardar de tres a cuatro semanas, pero destacó que en muchas ocasiones los clientes piden que demoren la fecha de entrega porque necesitan tiempo para instalarse en su nueva vivienda.

En el tiempo de espera influye lo que tome llenarse el contenedor, esto porque en cada contenedor viajan las pertenencias de hasta ocho familias, indicó Rodríguez Pichardo.

“Podemos consolidar diferentes familias en un contenedor porque tenemos ese volumen”, dijo.

El perfil del cliente

 Rodríguez Pichardo señaló que la mayoría de los clientes de esta empresa tiene familiares en el estado al que emigran y la mudanza ocurre porque previamente han viajado al lugar e identificado una vivienda.

“Uno de los puertos (de emigración) más grande en estos momentos es Orlando y Texas, pero también (a Puerto Rico) llegan de Nueva York y Orlando”, indicó.

Las razones para la emigración de los puertorriqueños, según los clientes de La Rosa del Monte, es que “se van para intentar tener una mejor vida en Estados Unidos”, dijo Rodríguez Pichardo.

Los que regresan, cifra que en el 2014 representó para esta empresa el movimiento de 800 contenedores, son familias que deciden volver a su país tras cogerse a la jubilación.

Explicó que durante el pasado año movieron 1,800 contenedores con mudanzas de puertorriqueños que se fueron a vivir a los Estados Unidos.

Tendencias

  Explicó que entre los recientes traslados a los Estados Unidos hay varios casos de personas que fueron contratadas por una empresa de Texas que le ofreció, libre de costos, el pago de la mudanza.

Precisamente, una de las tendencias que confirmaron los entrevistados es que las familias que emigran son profesionales en busca de empleo.

Rodríguez Pichardo resaltó que hasta hace año y medio la tendencia era que los puertorriqueños decididos a emigrar lo hacían entre los meses de junio y octubre, una vez terminaba el año escolar, pero que eso cambió.

Explicó que los 20 empleados que contrataron para ese periodo, que llaman época alta, tuvieron que dejarlos a tiempo completo ante la demanda del servicio de mudanzas que continúan recibiendo.

 

 

 

Compruebe también

José Caraballo Cueto. Economista Boricua

José Caraballo Cueto. Economista boricua. Saludos: Soy el puertorriqueño que reside en la República Dominicana. …